.

domingo, 10 de diciembre de 2017

Muerdo

No muerdo aire
no muerdo agua
solo muerdo el fuego
que me hiciste sentir
como único remedio
a no dejar ir
a no olvidar
cada poro de piel plagado de sequedad.
Muerdo por miedo a dejar marchar
lo que un día nos permitió no recordar.
Muerdo la vida en cada esfuerzo
en cada paso de camino a algún
lugar en el que tu sonrisa ya no está.

Ya pasamos
ya pasamos, amor
ya navegamos entre barcos varados
y playas con exceso de sal.
Ya volveremos
entre olas de veranos que abrigan,
manos que guardan nudos marineros
y seguro, que en algún lugar,
tus faros alumbraran
todas las noches
en las que nadie acurruque mis mareas.