.

sábado, 30 de septiembre de 2017

¿Estoy despierta?

¿Estoy despierta?
Me pregunto
me giro y ahí está
soñando mientras sueño despierta
con su piel a centímetros
de todos mis huracanes y mis vértigos.

Me quedo quieta
varada en su pecho
y cierro los ojos,
respiro y todo se detiene.
No hay velocidad
no hay momento
hay instante
que pasa
que llena
que recuerda
que la vida es mucho más.

Entra luz y las persianas
agachan la cabeza
porque no se atreven
a mirar la masacre tan bonita
que hemos cometido,
qué desastre tan caótico, tan vivo.
Nunca pido
nunca soplo algo que no sean velas
solo fuego
pero ojalá no te vayas
y te quedes
a desayunar.