.

viernes, 29 de diciembre de 2017

Ruido.

Suena Fredi cantándole al "rescate de los días grandes"
mientras sobrevivo entre cuatro paredes escribiendo esto
como única forma de auto salvación.
Suena ruido en mi cabeza
no me deja pensar,
no me deja ser
no me deja bailar
no me deja reír.
Suena algo dentro
quizás roto, quizás cansado
quizás pidiendo auxilio
al aire que todavía respiro.
Suena la lluvia
que limpia fuera
chocando en el cristal
resbalando en la mejilla
contaminando de lágrimas
la tierra propia.
Hay un cementerio de recuerdos
anidando cada poro de piel
con ansias de mariposas
así que no te vayas lejos
que aún tienen que desplegar las alas.

domingo, 10 de diciembre de 2017

Muerdo

No muerdo aire
no muerdo agua
solo muerdo el fuego
que me hiciste sentir
como único remedio
a no dejar ir
a no olvidar
cada poro de piel plagado de sequedad.
Muerdo por miedo a dejar marchar
lo que un día nos permitió no recordar.
Muerdo la vida en cada esfuerzo
en cada paso de camino a algún
lugar en el que tu sonrisa ya no está.

Ya pasamos
ya pasamos, amor
ya navegamos entre barcos varados
y playas con exceso de sal.
Ya volveremos
entre olas de veranos que abrigan,
manos que guardan nudos marineros
y seguro, que en algún lugar,
tus faros alumbraran
todas las noches
en las que nadie acurruque mis mareas.

sábado, 4 de noviembre de 2017

Aire


Contigo todo es aire que se expande
dentro de un pulmón medio vacío
y cascado de pitis y años.

El aire que dentro de una copa
estalla en mil pedazos
que luego habrá que recoger del suelo
y tirar a la basura sin opción
de reconstrucción.

El aire que invade las paredes blancas
manchadas con el paso del tiempo
con la fuerza que le falta al fuego
de las pupilas apagadas.

Eres el aire nuevo y fresco
que llega a puerto en el próximo barco
con ganas de vencer a la marea.
Ese aire del norte que abraza
con el calor del sur
la sonrisa de abril
y la ilusión de enero.

Ese aire, aire que vuelve
a poner de espalda
todos mis vientos.